Primer encuentro cercano con Bangkok

Llegamos a Tailandia un domingo por la tardecita, después de unos días en Qatar. También acá hace calor, pero en comparación con Doha, esto es Siberia! Bueno, no tanto, digamos que es un verano promedio en el Norte argentino: caluroso, húmedo, inestable (temporada de lluvias). De modo que asi nos recibió Bangkok, con su calor húmedo y ese primer obstáculo que, parece, nos acompañará durante todo el viaje: el idioma. En Qatar todo el mundo habla inglés, cosa que no sucede en Tailandia, donde más bien es al contrario; unos pocos balbucean frases, muchos menos hablan fluidamente, y la gran mayoría se limita a intentar ayudar con la mejor intención pero sin mucho éxito. Así estábamos, dos argentinas tratando de dar nuestros primeros pasos en Bangkok, casi como Francella perdido en Nueva York. Luego de hacer migraciones y buscar nuestras mochilas, encontramos nuestro camino hacia el famoso SkyTrain que nos llevaría a nuestro hostel. El tren elevado que cruza la ciudad de Bangkok es realmente maravilloso! Hermosas vistas de la ciudad, muy rápido y además, con aire acondicionado. Si bien no es lo más barato, sin dudas es el medio más práctico para navegar a través del mar de gente y autos que es Bangkok, sin naufragar en el intento.

Bajamos en nuestra parada y… Hello, Tuk Tuk? Hello, where are you from? (O algo que sonaba así) Taxi, Taxi!… Y así comenzaba la aventura por la caótica y un poco olorosa Bangkok! caminamos hacia el hostel ya sudando bastante, y empezamos a ver un poco de lo que sabíamos que hacía a a Tailandia un país muy famoso. Puestos callejeros de comida, uno al lado del otro! Frutas trozadas (sandía, anana, mango, son las más populares), brochettes de mil tipos, incluso restaurante improvisados con mesas y menús bastante elaborados, y todo esto por supuesto en una calle angostisima, de doble mano, entre el incesante tráfico de motos, taxis de mil colores y peatones de muchas nacionalidades, todo conviviendo en un ordenado desorden. Llegamos a nuestro hostel y para nuestra sorpresa, había muchos pares de zapatos en el umbral de la puerta, del lado de afuera, sin nadie realmente cuidándolos. En la entrada, un cartel: “Please take off your shoes” (por favor, sacate los zapatos). Nos miramos con caras mezcla de desconcierto y duda, “yo no voy a dejar mis zapatillas en la calle, se van a robar todo!”. De todos modos nos descalzamos, y por las dudas, llevamos nuestro calzado adentro con nosotras (N. de la R.: Los zapatos seguían ahí al día siguiente, nadie se llevó nada). Llegamos a nuestro dormitorio, compartido con 6 o 7 viajeros, y luego de una ducha salimos en busca de la famosamente deliciosa comida tailandesa, que encontramos rápidamente caminando un poco entre los puestos callejeros de la zona. Como no contábamos con mucho efectivo y no queríamos ir al cajero, volvimos al hostel con nuestras panzas medio llenas pero corazones muy contentos para dormir, por primera vez, en Tailandia. Y así comenzó la aventura por el País de las Sonrisas, que según como yo lo veo, nos recibió con una sonrisa gigante!

Anuncios

Lugares visitados en Doha

Por el intenso calor que hacia en el momento del viaje por Qatar, sumado al Ramadán recién comenzando, el recorrido por Doha se vio limitado a algunas pocas horas de paseo durante el anochecer. En nuestros tres días por Qatar, estos fueron llos lugares que visitamos.

Souq Waqif

Es un mercado que parece sacado de una película de Aladino; originalmente de hecho era un mercado donde los locales hacían sus compras; fue remodelado y reconstruido para mantener el mismo estilo arabe, con callejones laberínticos, paredes altas y tonos en colores tierra y arena. Ofrece una amplísima variedad de productos ubicados por sectores; zona de golosinas y comestibles, aromas y especias, tapicería y alfombras, obligadas tiendas de souvenir de Doha y por supuesto, comida: local, italiana, egipcia, incluso hay un local con comida Argentina (o eso dice el cartel). Tambien hay una galería de arte pequeña con obras de artistas locales. En suma, un lindo lugar para recorrer y sentarse a comer algo.

P1000299.JPG
Galería de arte en Souq Waqif

 

P1000302
Souq Waqif

Museo de Arte Islámico 

Simplemente hermoso y eso que no soy artista ni fan de los museos, pero es realmente digno de visitar. El Museo cuenta con una coleccion de objetos que datan desde el sigloVII hasta el siglo XIX de tres diferentes continentes, con piezas en metal, cerámica, joyería, madera, textiles y vidrio. Si bien se encuentran por supuesto piezas de carácter religioso, no se limita solo a eso sino que más  bien es una colección de elementos de zonas donde profesaron o profesan la religión islámica y que por tanto se vieron influenciados por la misma. Las procedencias son muy variadas, desde piezas que estaban escondidas entre tesoros de príncipes hasta elementos de uso cotidiano de la gente común, pasando por objetos de astronomía (muchos astrolabios persas) y ciencias, armaduras y máscaras de guerra, extractos decorados del Corán que podrían mirarse por horas y se les seguirían encontrando detalles, y muchos muchos etcéteras. La entrada es gratuita, el Museo en sí mismo es hermoso, así que no tiene ninguna contra, es muy muy lindo.

P1000329
Hasta la gente no-artista como yo reconoce algo hermoso cuando lo ve
P1000325
Armadura turca del siglo XVIII para un caballo y un jinete

City Center

El lugar donde todo brilla, y la imagen mental que todos tenemos de Doha. Personalmente no soy muy fan de este tipo de atracciones pero sin dudas es un lugar para recorrer y fotografiar. La arquitectura es alucinante, hasta los edificios administrativos del Estado parecen hoteles de cinco estrellas. Mejor recorrer de noche creo yo, para poder apreciar tanto derroche de energía en todo su esplendor!

P1000352.JPG

Calle “Al Corniche”

La ciudad de Doha está atravesada por semiautopistas que son parte de la circulación diaria, y una de estas es la Avenida Al Corniche, que circunvala la ciudad con uno de sus tramos pegados a la costa del Golfo Pérsico. Sobre esta calle se encuentran (separados por varios km) el City Center, Souq Waqif, Museo de Ate Islámico… La zona peatonal se encuentra parquizada completamente y hay bebederos a intervalos regulares, es un lindo lugar para recorrer caminando de punta a punta si las temperaturas lo permiten (no fue nuestro caso).

Katara Cultural Village

Es una enorme aldea Cultural que debe su nombre a la denominación que recibía Qatar antiguamente (Cátara en 150 D.C y Katara en el siglo XVIII). Este gran espacio dedicado al arte y la cultura esta constituido por una Mezquita, un teatro, una sala de Ópera, y un anfiteatro gigante con capacidad para 5000 personas. Como lo visitamos por la noche la mayoría de los lugares estaban cerrados, pero pudimos visitar el anfiteatro que es realmente hermoso y ofrece vistas muy interesantes de la ciudad. Creo que es un lugar para recorrer durante el día, cuando hay más espacios abiertos y se puede apreciar ccada detalle arquitectónico.

P1000380
Mezquita en Katara Cultural Village
P1000383
Entrada ficticia al anfiteatro, es imponente!

Creo que si tuviera la oportunidad de volver a Doha, lo haría en otra epoca del año para poder recorrer la ciudad a pie, y verla durante el día; realmente es muy linda y merece una estadía más larga para poder aprender más sobre su cultura y sus costumbres. Quizás Doha me de una segunda oportunidad más adelante, por lo pronto en esta visita el calor y el corto tiempo jugaron una mala pasada.

Las cinco cosas que más me sorprendieron de Doha (Qatar)

Doha fue el primer destino que visitamos en nuestro viaje, y la diferencia respecto a Argentina fue notable. Después de tres días en la ciudad (no muchos, pero si suficientes), este es el Top 5 de las cosas más llamativas, sorprendentes y/o diferentes que captaron mi atención.

Donde están las mujeres? 

El primer día en la ciudad salimos a buscar comida al mediodía (mala idea, calor extremo) y nos sorprendió el panorama: Ninguna mujer en la calle. Ya habíamos notado esto cuando llegábamos del aeropuerto pero lo atribuimosolo que era de noche, no esperábamos ver lo mismo durante el dia. En la calle sólo se encontraban obreros de la construcción en busca de sus almuerzos, muchos autos, y nosotras. Más tarde, en la recepción del hotel nos explicaron que debido al calor, durante el día sólo la gente que trabaja está afuera, el resto se resguarda en sus hogares con aire acondicionado hasta que el sol baja. “Y las mujeres?” preguntamos. Nos respondieron que no suelen salir solas, que en general lo hacen con sus maridos o sus familias. Cuánta libertad!

Made in…Somewhere else (hecho en… Otro lado)

Qatar está ubicado en pleno desierto y su mayor fuerte se encuentra en la explotación de yacimientos de gas y petróleo, pero su territorio permite escasa o nula producción nacional. Fuimos al supermercado y absolutamente todos los alimentos frescos -frutas y verduras, carnes, frutos secos- provienen de otros países, algunos muy muy lejanos como las mandarinas argentinas que no pudimos comprar por ser muy caras. Las procedencias eran muy variadas: Nueva Demanda,, Marruecos, Estados Unidos, España, Holanda, Francia, Brasil… pero nada Made in Qatar.

Arquitectura imponente, y una ciudad en construcción

No hace mucho tiempo que Qatar explota yacimientos y obtienen grandes riquezas. Parece que desde que esto sucedió el país se transformó en “el nuevo rico” d la niña, y eso debe ser mostrado. En la parte nueva de la ciudad la ostentación esta a la orden del día, con edificios enormes, de diseño único, ubicados uno al lado del otro pero con el suficiente espacio entre sí para que cada uno conserve su propio protagonismo. Como si fuera poco, la decoración de loseedificios es luminica, con formas y patrones que cambian dibujando figuras. La parte vieja de Doha, de algunos años A.P (Antes del Petróleo), se encuentra en total remodelación, siendo demolida y reconstruida desde sus cimientos. Si a esto le sumamos el Mundial de Qatar 2022, todo se potencia y el resultado es obras en construcción en todas partes.

Creo que estoy en el planeta Tatooine…

Si viste Star Wars, Tatooine ya habla por sí solo. Si no las viste, ponete a verlas! Mientras las descargas, te explico a que me refiero: Temperaturas que exceden sobradamente los 40 grados en un día promedio, un sol caminante que tiene tanta intensidad a las 14 pm como a las 7 am, y el viento, el maldito viento! Sopla constantemente y es más que abrasador, es sofocante. El aire caliente te envuelve constantemente ya sea de día o de noche, pero mientras que a la noche hace todo más tolerable (porque igual hay 35 grados)lodurante el día se combina con el sol con el aparente propósito de obligarnos a quedarnos adentro, y creanme que lo logra. La vida diurna en Doha en esta época del año transcurre o bien en el interior del hogar o bien en el interior de un auto con aire acondicionado. Proponerse recorrer la ciudad de día  es casi desafiar lo humanamente posible, juro que no exagero!

Un imperio construido por extranjeros

Cuando decimos Qatar, lo asociamos a mucho lujo, mucho dinero, y una vida de novela a la que aspiraba Thalia cuando era Marimar. Lo que nosotras vimos de Qatar fue justamente lo contrario, o más bien un alto contraste entre lujo y pobreza. Los nuevos edificios, todas las grandes obras, y todo el trabajo pesado es hecho por inmigrantes de diferentes países que vienen buscando algo mejor (o menos peor, es más acertado). Encuentran sin embargo condiciones de trabajo extremas, trabajando bajo el sol durante todo el día casi como esclavos. No obtienen visados de trabajo o permisos de residencia, estan mal pagos y no tienen ningún tipo de garantía social, un sector completamente vulnerado y desprotegido, en un país donde los extranjeros son mayoría, pero son quienes tienen menos derechos.